agosto 2018
L M X J V S D
    Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Entradas recientes

Sesgos cognitivos (o por qué a veces entendemos lo que queremos)

Un sesgo cognitivo es un efecto psicológico que produce una desviación en el proceso racional normal, lo que lleva a una distorsión, juicio inexacto, interpretación ilógica o lo que podríamos llamar irracionalidad. Es decir, ocurre cuando se da como correcta una interpretación de la información disponible, cuando los datos no son lógicos o no están relacionados entre sí o no hay suficientes.

 

Hay que entender que la existencia de sesgos cognitivos surge como necesidad de supervivencia, como cualidad evolutiva para la emisión inmediata de juicios que utilizamos los humanos para asumir una posición rápida ante ciertos problemas o situaciones y que debido a la incapacidad de procesar toda la información disponible se filtra de forma selectiva o subjetiva. El sesgo cognitivo surge de diversos procesos que a veces son difíciles de distinguir. Estos incluyen procesamiento de la información mediante atajos, motivaciones emocionales y morales, ​o la influencia social. ​

 

Como Coach deberás entender que tu propia percepción y la de tu Coachee a menudo están llenas de este tipo de mecanismos. Una parte del trabajo de toma de consciencia puede producirse cuando tu Coachee entiende los sesgos cognitivos que está usando para explicarse su propia realidad.

 

Si bien nos pueden conducir a errores que pueden ser graves, en general existen porque nos pueden conducir a acciones más eficaces o nos permiten adoptar decisiones más rápidas, cuando no tenemos datos o tiempo de parar evaluarlos y la inmediatez es el mayor valor. También es importante entender que muchos de los sesgos o falacias sirven para conseguir nuestra propia satisfacción, o dicho de otra manera, sirven para corroborar lo que a nivel instintivo o emocional nos gustaría que fuera.

 

Veamos los principales sesgos cognitivos (algunas descripciones provienen de la Wikipedia directamente) que nos podemos encontrar en el Coaching (tanto en nosotros como Coach como en nuestros clientes)

 

El sesgo del efecto Pigmalión se refiere a la potencial influencia que la creencia que tiene una persona acerca de otra ejerce en el rendimiento de esta última. Es decir, como Coach tendrás que poner especial cuidado a tus creencias sobre si tu Coachee es capaz de lograr algo que se proponga o no, dado que tus creencias afectarán directamente en tu actitud y trato con él, creando la idea de profecía autocumplida: «¡yo ya sabía que podía conseguirlo!», «yo ya sabía que no lo conseguiría…»

 

El sesgo de confirmación es la tendencia a buscar y a recordar principalmente información que queremos que confirme afirmativamente lo que estamos intentando verificar. Tanto si lo haces tu como Coach, sin darte cuenta, como si lo está haciendo tu cliente, es muy importante ponerle atención ya que es muy común hacerlo en todos los ámbitos.

 

El sesgo de ningún escocés verdadero es muy común a nivel inconsciente y ocurre cuando se separa de un grupo algún elemento porque resulta distinto de lo que se intenta demostrar. Por ejemplo:

A: Ningún escocés echa azúcar en su avena.
B: Pero a mi tío Angus, que es escocés, le gusta echar azúcar en su avena.
A: Ah, sí, pero ningún escocés “verdadero” echa azúcar en su avena.

 

En definitiva, se echa fuera de las muestras las que no concuerdan para que todo cuadre.

 

El sesgo de punto medio, o falacia del compromiso o falacia de la moderación, se genera al asumir que la conclusión más válida o certera es la que se encuentra siempre como compromiso entre dos puntos de vista extremos. La falacia se produce porque la verdad o certeza de idoneidad se basa no en los argumentos sino en premisas subjetivas (se subjetiviza la verdad o mentira de un hecho) de qué es lo que se ha considerado como extremo y qué se considere como punto medio y que se considere que este es siempre cierto. Es posible que lo considerado como extremo es en realidad el hecho cierto.

 

El ejemplo más típico se puede encontrar en los grandes almacenes de electrodomésticos, donde casi siempre encontraremos un televisor en primera línea con un precio desorbitado. La idea es que la mayoría de las personas van a ver toda la gama de precios y al final van a hacer mentalmente la media de lo que es un buen televisor, el televisor más caro solo está puesto ahí para alterar la media mental y inconsciente que hace la mayoría de gente.

 

Sesgo de argumento válido por repetición. Llamado también argumento hasta la náusea, es un tipo de falacia dirigida a las emociones en el que las personas creen que una afirmación es más probable de ser cierta o más probable de ser aceptada como verdad cuanto más veces ha sido oída. Este tipo de técnica falaz es usada mucho en política donde sin emplear argumentos, pruebas o evidencias de un hecho se repite una y otra vez la misma afirmación hasta la conversión. Esta falacia viene de la falsa creencia de que si alguien se molesta o dedica tanta energía para la repetición de un mensaje es porque este debe ser más veraz que otro que no se molesta o puede rebatirlo.

 

Este sesgo es especialmente importante ya que es la base de muchísimas creencias culturales y creencias o introyectos con los que nos vendrán los clientes. Normalmente serán creencias limitantes que debemos identificar si queremos acompañar al coachee en su camino de vencer las resistencias que le han impedido hasta ese momento, llegar a sus objetivos.

 

Vale la pena repasar el conjunto de ellas en el siguiente enlace: Sesgos cognitivos. Adicionalmente, es muy interesante ver el conjunto de sesgos cognitivos ordenados según su naturaleza (en inglés aunque muy recomendable)