octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Entradas recientes

Competencias ICF y del Coaching Existencial

Las competencias del ICF están diseñadas para ser una guía de las competencias básicas en la práctica del Coaching, y se pueden agrupar en cuatro grandes grupos. Además, en el Coaching Existencial las utilizamos con el apoyo de unas metacompetencias, que son las capacidades que sustentan estas competencias, digamos que serían las actitudes que facilitan llegar a ellas.

 

A cada grupo de competencias del ICF le pertenecerían una serie de metacompetencias del Coaching Existencial:

 

Establecer los cimientos

 

1. Adherirse al código deontológico y a los estándares profesionales

2. Establecer el acuerdo de Coaching

 

En Coaching Existencial estas competencias están basadas en dos metacompetencias, básicas para que los cimientos del proceso sean sólidos: la actitud de servicio y entrega y la presencia.

 

Crear conjuntamente la relación

 

3. Establecer confianza e intimidad con el cliente

4. Estar presente en el Coaching

 

Podemos hablar de varias metacompetencias del Coaching Existencial que harán posibles que se dé lugar a las anteriores: el amor, la apertura y aceptación, la presencia y la coherencia.

Gracias a estas cualidades, la relación de Coach y Coachee se verá reforzada y los vínculos tendrán una consistencia diferenciadora con respecto a otras metodologías.

 

Comunicar con efectividad

 

5. Escuchar activamente.

6. Realizar preguntas poderosas.

7. Comunicar directamente.

 

Tenemos tres metacompetencias clave en el Coaching Existencial para comunicar efectivamente, como son la de sostener, la intuición y la curiosidad.

Aquí cabría destacar que sostener posee un matiz que facilita la escucha activa, y que hace estar presente al Coach con toda su comunicación verbal y no verbal. Sostener puede comprender desde una mirada mantenida y una actitud de no juicio, aceptando al Coachee con lo que viene a la sesión, apadrinándole con lo que ya es.

Una intuición y una curiosidad despiertas y bien sintonizadas conseguirán que el Coach pueda realizar las preguntas pertinentes en el momento adecuado para potencial los descubrimientos del Coachee, sabiendo distinguir cuáles son los momentos clave para lanzar la pregunta que necesitamos para el proceso en cuestión.

 

Facilitar el aprendizaje y los resultados

 

8. Crear consciencia.

9. Diseñar acciones.

10. Planificar y establecer metas.

11. Gestionar el progreso y la responsabilidad.

 

Para este último bloque, en Coaching Existencial nos valemos de la creatividad, de la determinación y de la astucia, metacompetencias que harán que los planes de acción creados en este proceso den los resultados que se esperan.

Un plan de acción creado con determinación hará que el Coachee tenga bien definidas las acciones con unas evidencias marcadas de forma concreta y sin entrar en rodeos.

La astucia la podemos encontrar en la forma del Coach de saber identificar los mecanismos de defensa del Coachee a la hora de evadirse de la responsabilidad y retándole a encontrar las acciones correctas para su progreso (entendiendo que no todas las acciones serán las óptimas para llegar a según qué objetivos).