octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Entradas recientes

Las emociones en el Coaching

Las emociones se dice que fueron la evolución hacia un estado de inteligencia superior desde el cerebro reptiliano o más instintivo. Con la evolución hacia las emociones, los mamíferos (y de hecho ciertas aves y peces también) fueron capaces de reconocer a los propios hijos, de tener, en definitiva, reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo importante.

 

Las emociones alteran la atención, modifican reacciones automáticas e instintivas y activan la red de recuerdos, tanto para obtenerlos como para guardar otros nuevos. Los sentimientos son el resultado de las emociones, son más duraderos en el tiempo y pueden ser verbalizados. Las emociones afectan directamente a las respuestas de distintos sistemas biológicos, incluidas las expresiones faciales, los músculos, la voz y la del sistema endocrino, que puede tener como fin establecer un medio interno óptimo para el comportamiento más efectivo.

 

Los diversos estados emocionales son causados por la liberación de neurotransmisores u hormonas, que luego convierten estas emociones en sentimientos y finalmente en el lenguaje. Conductualmente, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, y nos impulsan hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y nos alejan de otros.

 

  • Anticipación de una amenaza o peligro que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad. Nos activa los mecanismos de defensa, de escape o de supervivencia.
  • Sobresalto, asombro, desconcierto. Es la más transitoria y nos produce atención, nos prepara para algo distinto.
  • Aversión. Disgusto, asco, solemos alejarnos del objeto que nos produce aversión.
  • Rabia, enojo, resentimiento, furia, irritabilidad. Nos puede producir distintas cosas: alejarnos, tratar de cambiar, eliminar eso que nos produce la emoción. Dependerá un poco de la persona en sí el tender a la introversión o a la extroversión.
  • Alegría. Diversión, euforia, gratificación, contentos, da una sensación de bienestar, de seguridad. Los comportamiento que aparecen con esta emoción son variados, pero suelen compartir una visión de apertura hacia las otras personas o hacia el mundo.
  • Pena, soledad, pesimismo. Si nos la dejamos sentir, tenderemos a quedarnos más en introversión y a la no acción. Podría ser común tratar de no sentirla y sustituirla por enfado o por cualquier otro tipo de emoción o de acción intensa.

 

Dicho todo esto, como Coach deberás siempre entender que las emociones y los sentimientos de tu Coachee pueden llevarle a estados, a acciones (o inacciones) que no siempre sean ni razonables (desde la cognición) ni aparentemente buenos para su objetivo.

 

Tus propias emociones o las de tu Coachee te pueden afectar en el acompañamiento y debes estar atento siempre a qué te está ocurriendo a ti mismo.

 

Asimismo deberás tener en cuenta que no todas las personas son igual de emocionales, y que las diferencias no deben afectar a tu juicio sobre si tu Coachee está sintiendo en exceso o por defecto.