octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Entradas recientes

El proceso visto desde el Coaching Existencial: una visión hólistica

En el Coaching Existencial se trabaja profundamente en muchas de las áreas a las que normalmente no llegan otras formaciones o disciplinas. Al trabajar con la base de Coaching tradicional, que es la que usa ICF pero añadiéndole una sustancial metodología propia, incluyendo el estudio del carácter, todas las herramientas de PNL del Practitioner, Trabajando las creencias inconscientes y con enfoque Sistémico, se consiguen cambios profundos y duraderos en el Coachee mucho más allá del simple comportamiento.

 

Con los procesos de Coaching Existencial podemos producir cambios a nivel de Creencia y a nivel de Identidad.

 

¿Como se consigue algo así? Yendo mucho más allá de las simples competencias básicas que se utilizan en el Coaching tradicional. Tomemos por ejemplo las que utilizamos como base en nuestra escuela, las de ICF:

 

 

1. Adherirse al código deontológico y estándares profesionales

2. Establecer el acuerdo de Coaching

3. Establecer confianza e intimidad con el cliente

4. Estar presente en el Coaching

5. Escuchar activamente

6. Realizar preguntas potentes

7. Comunicar directamente

8. Crear consciencia

9. Diseñar acciones

10. Planificar y establecer metas

11. Gestionar progreso y responsabilidad

 

Podríamos estar ejerciendo según este esquema, si tener en cuenta nada de lo anteriormente dicho. Y en algunos casos nos funcionará y en otros no. Y la mayor parte de veces no sabremos discernir porqué.

 

  • Podríamos pasar por alto el carácter del Coachee y con ello sus fortalezas y sus debilidades y más aún como nos afecta todo ello a nosotros mismos como Coach. Por ejemplo, si trabajamos con un Coachee el cual tiene, por carácter, un ritmo lento, introvertido y muy estructurado y no tomamos consciencia de ello y además, no nos damos cuenta de como nos afecta, por desconocimiento de nosotros mismos, podríamos ponernos tarde o temprano en una situación donde le terminaremos por exigir, empujar y “molestarnos” por su falta de acción.

 

  • Si no tenemos conocimientos de Sistémica, podríamos estar tratando con situaciones donde el Coachee se encuentra con bloqueos y resistencias inconscientes, donde repetidamente se estrella contra los mismos muros invisibles para él y para el Coach. Entender que todo está formado por elementos que con sus relaciones forman sistemas y que existen ciertas reglas que cuando no se respetan nada funciona con normalidad. Un hijo haciendo de padre a su padre o a sus hermanos mayores o el no respeto a la antigüedad en ciertas organizaciones o el no respetar el lugar que tienen los ancestros o las personas importantes en una organización que ya no están pero que cumplieron un papel importante para que ese sistema llegara donde llegó, por poner algunos ejemplos.

 

  • Si no trabajamos con una visión amplia de objetivo a conseguir, podemos no llegar a ninguna parte o incluso a sitios no sanos para el Coachee. No se trata de acompañar al Coachee a cualquier objetivo, sea el que sea.

 

Si no lo definimos o identificamos bien el objetivo y no tenemos en cuenta los distintos factores que lo afectan, podríamos tomar como cierta la primera demanda con la que nos llega el Coachee, sin tener ni tan siquiera en cuenta si ese es el verdadero objetivo, si es ecológico para él o sin ni tan siquiera es propio. Conocer las diferentes áreas del Coaching Existencial, como son el carácter, el inconsciente, la área física, la emoción, la cognición, el instinto o la anteriormente nombrada Sistémica, nos pueden ayudar a centrar y a discernir cuan bien definido está el objetivo y por lo tanto qué grado de éxito va a poder conseguir el Coachee y cuan ecológico o neurótico es para él mismo.

 

  • Algunas, veces solo con el acompañamiento, la escucha y la presencia, el Coachee no consigue los cambios deseados en un tiempo razonable. Con la ayuda de las herramientas del Practitioner de PNL podremos acompañar al Coachee a hacer fácilmente cambios de creencias, tomar consciencia e ir mucho más allá de los procesos cognitivos.

 

Por lo tanto, el Programa de Formación en Coaching Existencial es a la vez un proceso de transformación del Coach, en el cual este debe verse a sí mismo de forma clara, descubrir y desarrollar sus potencialidades, su propio carácter y cómo bajar el volumen de su propio Ego. La única forma de poder acompañar de forma limpia (sin proyectar nuestro propio ego y momento personal) y con alto impacto en un proceso de Coaching pasa por esta vía.